Cinco consejos para prevenir la pérdida auditiva

En España, son más de 3 millones las personas que sufren pérdidas auditivas. Aunque esta situación se puede dar a cualquier edad, lo común es perder audición a medida que avanza nuestra edad: nuestros oídos envejecen con nosotros. ¿A qué edad comenzamos a perder audición? ¿Y cómo evitarlo dentro de lo posible?

El oído, de manera natural, está adaptado para los sonidos de la naturaleza que son de intensidad moderada. Los impulsos recibidos por este sentido son esenciales para una buena salud mental. Por eso la pérdida auditiva es un aspecto que se debe tratar con la mayor importancia.

En la actualidad, el 27% de las personas de más de cincuenta años sufren alguna pérdida auditiva, y sube un 50% a las personas mayores de 65 años.

Consejos para prevenir la pérdida auditiva Aunque la capacidad auditiva ha evolucionado, estamos expuestos a ruidos de mayor intensidad con mayor frecuencia, por lo que debemos ser más cautelosos con nuestra salud auditiva, y más a medida que nos hacemos mayores. La presbiacusia es el término que se utiliza para nombrar a la pérdida auditiva progresiva debida a la edad. Es a partir de los 30-40 años cuando se comienza a perder este sentido. Uno de cada cinco adultos y más de la mitad de las personas de más de 80 años sufren pérdida de audición.

No existe una causa concreta por la que la presbiacusia afecte más a unas personas que a otras. Muchas veces son por causas hereditarias, y otras, por haber estado expuesto a ruidos fuertes durante años, o por enfermedades causadas por virus o bacterias o enfermedades al corazón.

¿Cómo afecta la pérdida de audición en el día a día?

La importancia de una buena audición viene emparejada a nuestros hábitos y a nuestra de salud mental, ya que oír bien hace que podamos relacionarnos mejor con los demás, realizar tareas en el día a día, trabajar óptimamente, e incluso relajarnos.

“Las personas con pérdida auditiva suelen comenzar a evitar encuentros sociales. No se encuentran cómodos en las reuniones familiares o con amigos porque les cuesta seguir conversaciones, y esta tendencia progresiva deriva en el aislamiento familiar y social”

Conocer los principales riegos y saber cómo evitarlos es clave para avanzar a futuros problemas auditivos. Existen muchas maneras de cuidar nuestra audición. En Interton GN os dejamos cinco consejos para prevenir la pérdida auditiva, sea cual sea tu edad, te interesa conocer estos cuatro consejos fundamentales para evitar la pérdida auditiva de forma temprana y mantener tus oídos sanos:

¿Cómo podemos evitar la pérdida auditiva?

Conocer los principales riegos y saber cómo evitarlos es clave para avanzar a futuros problemas auditivos. Existen muchas maneras de cuidar nuestra audición. En Interton GN os dejamos cinco consejos para prevenir la pérdida auditiva, sea cual sea tu edad, te interesa conocer estos cuatro consejos fundamentales para evitar la pérdida auditiva de forma temprana y mantener tus oídos sanos:

1.Controlar el uso y el volumen de los auriculares:

Existe una creciente preocupación sobre el daño potencial causado por el uso de auriculares para reproductores de audio digital como teléfonos inteligentes o tabletas. Una recomendación es la regla de los 60, consistente en el uso adecuado de los auriculares en un tiempo no superior a 60 minutos ni a más del 60 % de la potencia del dispositivo. Según la OMS, una de cada cuatro personas presentará problemas auditivos en 2050 si no toma precauciones en el uso de los auriculares con un volumen excesivo.

2.Evitar la contaminación acústica en la medida de lo posible:

Los ruidos ambientales pueden ser una causar de la pérdida de audición. Es conveniente alejarse de la contaminación auditiva provocada, muchas veces, por los sonidos de la ciudad: máquinas, herramientas de construcción, ruido de los vehículos… Según Zsuzsanna Jakab, jefa de las OMS en Europa,“La contaminación por ruido en nuestras ciudades está aumentando y perjudicando las vidas de muchos ciudadanos europeos. Más que algo molesto, el ruido excesivo es un riesgo para la salud que contribuye, por ejemplo, a las enfermedades cardiovasculares”.

Tras las recomendaciones de la OMS de proteger nuestros oídos de sonidos fuertesaquí te dejamos un enlace donde puedes obtener los protectores contra el ruido.

3.No se deben usar bastoncillos de algodón para limpiar los oídos:

Debemos saber que la aparición del cerumen es completamente natural en nuestro oído. Nuestro cuerpo es capaz, además, de mover el cerumen viejo de dentro hacia afuera de la oreja a través de los movimientos habituales de la mandíbula (cuando hablamos, masticamos, etc).

4.Tener precaución con el agua:

La humedad puede provocar, en algunos casos, problemas como infecciones de oído u otitis. Una solución es ponerse tapones a la hora de nadar en la piscina o meternos en la ducha. Los expertos recomiendan que tanto niños como adultos utilicen tapones de baño. En este enlace puedes ver otras opciones para proteger tus oídos frente al agua.

5.Llevar una dieta sana:

Una dieta sana en caloría puede retrasar también la pérdida de audición. Determinados nutrientes y vitaminas ayudan a que nuestra audición se vea protegida a largo plazo.

Algunos de estos alimentos llevan:

-Vitamina APodemos encontrarlos en verduras como las zanahorias, las espinacas o en frutas como el albaricoque.

-Ácidos Grasos Omega 3: Se encuentra en las nueces, pescados y mariscos.

-Ácido Fólico o vitamina 9:Podemos encontrar esta vitamina en las legumbres.

Siguiendo estos consejos, harás que tu calidad auditiva perdure en el tiempo.

¿QUÉ OTRAS CAUSAS PUEDEN GENERAR PÉRDIDA AUDITIVA?

Las causas de la pérdida auditiva varían, y el tipo de hipoacusia está determinado por la parte del oído en la que se produce el deterioro. Podemos distinguir varias formas de pérdida auditiva:

Pérdida conductiva: Ocurre en el oído externo o medio, y las causas pueden ser por infecciones, perforaciones del tímpano, otosclerosis, acumulación de cerumen o líquido… Podemos corregir este tipo de pérdida auditiva con la eliminación del cerumen, la medicación o la cirugía.

Pérdida de audición temporal: Se dan por factores como el exceso de cerumen, infección de oído, alergias o por ciertos medicamentos.

¿ME PUEDEN AYUDAR MIS FAMILIARES Y AMIGOS?

La ayuda externa puede ser, en muchas ocasiones, lo que haga que muchas personas den el paso a mejorar su salud auditiva. Trabajar conjuntamente para oír mejor puede ser difícil al principio, pero reconocer que existe una falta de audición, sumado con un entorno conocedor del problema, es vital para buscar una solución a una situación cada vez más común como es la pérdida auditiva.